Opinión

De Cajamarca a Bambamarca: por la ruta de la resistencia en defensa del agua

E-mail Imprimir PDF

argaiv1521

Mar Daza

Programa Democracia y Transformación Global

Fuente: Noticias SER www.noticiasser.pe

¡La resistencia continúa!, frase cual consigna popular en el lomo de un mototaxi, fue lo primero que vimos al entrar a la ciudad de Cajamarca a casi un año de iniciada la resistencia ciudadana frente al megaproyecto minero Conga.

"Fue el 10 de noviembre, ahí empezamos la lucha. Ellos dicen que está suspendido el proyecto pero siguen trabajando. Nos quieren engañar, pero ahora ya no pueden", nos comentaba un dirigente rondero de Bambamarca, hoy guardián de esas preciadas lagunas que Yanacocha busca extinguir.

Desde ese día, mujeres, hombres, jóvenes, niños, ancianas y hasta mascotas han marchado por las calles de varias ciudades de la región bajo el lema NO a CONGA, que se estampó en las paredes de las casas, en los autos, en los mercados, los colegios, los puestos ambulantes, las montañas y en los corazones de millones cajamarquinos y cajamarquinas, decididos a seguir defendiendo sus tierras, sus lagunas y su futuro. Voluntad mayoritaria ahora imposible de negar, tergiversar u ocultar. Según la encuesta de IPSOS Apoyo del mes de agosto, el 78% de cajamarquinos estaba en contra del proyecto, y en la encuesta realizada por UPAGU por encargo del diario La República en octubre del presente, el 73.4% dice que "no debe ir de ninguna manera".

Leer más

La lucha por el agua y la vida en la Amazonía peruana

E-mail Imprimir PDF

Programa Democracia y Transformación Global (PDTG) / Colectivo El Huerto de Mi Amada.

Perú, con 29 millones de habitantes, concentra el 60% de su población en la costa, donde sólo se origina el 2% del agua del país. La costa del Pacífico es prácticamente un desierto, abastecido casi en su totalidad por el 98% de agua generada en los Andes orientales y la Amazonía.

Esta última comprende más del 60% del territorio nacional, alberga el 90% de los bosques peruanos y es una de las zonas con mayor biodiversidad y riqueza biológica del mundo, pero también una de las más empobrecidas del país. En la actualidad Perú, vive un periodo de bonanza económica que lo mantiene ajeno a la fuerte "crisis" que sacude los países del norte global, incluido el Estado español. Sin embargo, el crecimiento de su PIB no ha logrado reducir las brechas y desigualdades sociales existentes entre regiones. El modelo de desarrollo, depredador y cortoplacista, basado en la explotación de recursos no renovables, no solo no ha contribuido a ello sino que además está poniendo en peligro el frágil equilibrio ecosistémico e hidrológico de esta región. En un contexto de subida de los precios de los minerales y combustibles fósiles, el gobierno peruano se ha lanzado a una carrera sin freno por el desarrollo de actividades extractivas, convirtiendo a la zona amazónica en una atractiva fuente de ingresos económicos. En la actualidad 64 lotes (72% de la totalidad del territorio de la Amazonía peruana) han sido concesionados para la explotación de hidrocarburos, principalmente gas y petróleo .

El departamento de Loreto, en esta región, ha sido testigo de los impactos que ha dejado más de 40 años de actividad petrolera en los lotes 1-AB y 8, donde por falta de control ambiental se vertían diariamente en la cuenca del río Corrientes, afluente del río Marañón, 1 millón cien mil barriles de aguas de producción, lo que equivale aproximadamente a 10 mil toneladas de sales y 3 toneladas de bario por día . Este hecho, calificado por los expertos como la mayor tragedia ambiental de la Amazonía peruana , responsabilidad de la empresa argentina PLUSPETROL NORTE, ha causado graves impactos en el territorio, el medio ambiente, la vida y la salud de las poblaciones indígenas (Achuar, Kichwa, Urarina y Muratos) y bosquesinas de las cuencas de los ríos Pastaza, Tigre, Corrientes, Marañón y la Reserva Nacional Pacaya Samiria.

Leer más

La Parada: tragedia que debió evitarse

E-mail Imprimir PDF

Por: Paul Maquet

Vía: La Mula

Las cosas no se pueden callar aunque sean políticamente incorrectas.

¿Lima necesita un mercado mayorista moderno, amplio y con mejores condiciones para sus trabajadores? Sí. ¿Se necesita orden y seguridad ciudadana en las inmediaciones de La Parada, una zona dominada hace años por mafias de diverso tipo? Sí, también.

¿Los operativos del jueves y sábado fueron un éxito? NO. ¿Pudo evitarse o preveerse el nivel de violencia al que se llegó? Sí. ¿Pudo reducirse al mínimo la posibilidad de muertes? Sí. ¿Pudo elaborarse una estrategia más integral para ganarse a la opinión pública local, a la comunidad de ciudadanos que vive o trabaja en la zona? Sí. ¿Pudo encontrarse otra fórmula para lograr el objetivo, que era simplemente evitar que La Parada funcione como mayorista? Sí.

Una acción de esta naturaleza con cuatro ciudadanos muertos no puede considerarse "exitosa", por lo menos no desde la óptica de una persona de izquierda y comprometida con los derechos humanos. Se supone que ambas son características no sólo de Susana Villarán, sino del equipo que la acompaña, ¿verdad?

 

Leer más

Susana, tus errores

E-mail Imprimir PDF

Vía Diario 16:

Por: Verónica Ferrari

Susana Villarán debe ser revocada de la política peruana por haberse atrevido a hacer lo que sus predecesores no hicieron:

1. Nunca antes las mujeres fuimos una prioridad en las políticas municipales, a pesar de que la delincuencia y la violencia son situaciones que nosotras sufrimos cotidianamente. Ahora no existe plan donde el enfoque de género no sea integrado como parte fundamental de toda estrategia contra la inseguridad ciudadana.

2. Acostumbrados a la imposición, al autoritarismo y al golpe, Lima se había resignado a que este era el tipo de gobierno que nos merecíamos, una administración jerárquica basada en el abuso de poder de quienes, teniendo la obligación de hacer algo, lo hacían con nombre propio y como si fuera un favor. A Lima aún le cuesta entender que el diálogo y la participación colectiva en la práctica política contribuyen a ejercer una democracia efectiva.

 

Leer más

CONSTRUIR UNA ECONOMÍA SOLIDARIA, ESE ES EL RETO

E-mail Imprimir PDF

Por: Alberto Acosta

Vía: La Línea de Fuego

Quito, 21 de octubre de 2012

Un nuevo régimen de producción debe basarse en la norma constitucional que establece la Economía Social y Solidaria, y que postula que el centro de toda actividad económica es el ser humano. Pero no desde una visión antropocéntrica, pues el ser humano no solo debe ser solidario con los demás, sino que debe vivir en armonía con la Naturaleza, de la que forma parte. Ese es el punto de partida del Buen Vivir.

Igualmente, como dispone la Constitución de Montecristi, hay que asegurar una relación armónica entre Estado, mercado y sociedad. Al mercado hay que civilizarlo, para lo cual el país ya cuenta con una ley para el control de las operaciones oligopólicas y monopólicas; ley que, sin embargo, carece de poder para afectar las estructuras monopólicas y oligopólicas existentes, que frenan el desenvolvimiento dinámico de la economía. Por ello es importante romper con aquellas estructuras que hegemonizan el aparato productivo.

Si bien es cierto que al mercado hay que controlarle para que este no se sitúe por encima de los intereses de la ciudadanía y las personas, no creemos que sea función del Estado entrometerse en la vida cotidiana de la ciudadanía. El Estado no puede ser una suerte de inspector de las costumbres ciudadanas que prohíbe las conductas sociales (como sucede con la prohibición de vender cerveza los domingos o peor aún que un burócrata estatal pueda decidir cuál debe ser la vocación profesional de la juventud que quiere estudiar en una universidad).

Leer más

Pág. 5 de 27