Opinión

Resistencia en los Andes a la minería

E-mail Imprimir PDF

Por: Raúl Zibechi*

Vía: Programa de las Américas

Una de cada cinco hectáreas del Perú ha sido entregada a las multinacionales de la minería, así como la mitad de las tierras de las comunidades campesinas e indígenas de la sierra andina. La gente común y la naturaleza son las más afectadas por la voracidad de grandes empresas que acumulan oro, plata y cobre en el altar de la especulación. La forma como la población se viene movilizando muestra cambios de fondo en la acción social.

"Fuimos aplastados por 20 años de guerra interna", dice Hugo Blanco, veterano dirigente campesino quechua que protagonizó la lucha por la recuperación de tierras en la década de 1960 en Cusco. Ahora se muestra optimista: "El conflicto de Conga primero y ahora el de Kañaris nos muestran que la lucha social avanza, aunque por otros caminos, a través de grupos locales que son más representativos de las luchas reales que las viejas centrales que están por los suelos"[1].

Perú es un país minero. Desde la Colonia la explotación de las minas reconfiguró el mapa social y político de los pueblos originarios que habitaban la región andina. En las últimas décadas la minería se reflejó incluso en las artes y en la literatura, su huella fue particularmente intensa entre los campesinos, como lo muestran las novelas de Manuel Scorza, uno de los más destacados escritores peruanos[2]. Pese a ello la lucha contra la minería no ocupó un lugar destacado en el imaginario peruano.

Leer más

HOY, EN AMERICA LATINA, MARX ¿SERIA EXTRACTIVISTA?

E-mail Imprimir PDF
Eduardo Gudynas

ALAI, Quito, 7 febrero 2013.

En América Latina siguen avanzando las estrategias enfocadas en minería, hidrocarburos y monocultivos, a pesar que esto significa repetir el papel de proveedores de materias primas y de las resistencias ciudadanas. Este modo de ser extractivista se expresa tanto en gobiernos conservadores como progresistas. Pero como entre estos últimos se esperaba otro tipo de desarrollo, esa insistencia se ha convertido en un nudo político de enorme complejidad.

Para sostener el empuje extractivista se está apelando a nuevas justificaciones políticas. Una de las más llamativas es invocar a los viejos pensadores del socialismo, para sostener que no se opondrían al extractivismo del siglo XXI, y además, lo promoverían.

Seguramente el ejemplo más destacado ha sido el presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien para defender al extractivismo lanzó dos preguntas desafiantes: "¿Dónde está en el Manifiesto Comunista el no a la minería? ¿Qué teoría socialista dijo no a la minería?" (entrevista de mayo de 2012).

Correa redobla su apuesta, ya que además de citar a Marx y Engels, le suma un agregado propio que no puede pasar desapercibido: "tradicionalmente los países socialistas fueron mineros". El mensaje que se despliega es que la base teórica del socialismo es funcional al extractivismo, y que en la práctica, los países del socialismo real lo aplicaron con éxito. Si su postura fuese correcta, hoy en día, y en América Latina, Marx y Engels deberían estar alentando las explotaciones mineras, petroleras o los monocultivos de exportación.

 

Leer más

LA POLICÍA SÍ TIENE QUIEN LE PAGUE

E-mail Imprimir PDF

Por: Verónica Ferrari

Vía: Diario 16

A través de los diversos conflictos sociales que ha atravesado el Perú, en los cuales determinada población veía afectada su vida, hemos sido testigos de que el accionar de la Policía Nacional del Perú ha estado generalmente del lado del causante del perjuicio.

En un Estado en donde gobierna el poder económico no es extraño que los funcionarios que deberían velar por nuestra seguridad velen por la seguridad de los intereses monetarios. Conga y Kañaris nos demostraron que el gobierno de Ollanta Humala no fue ni será ninguna Gran Transformación, sino más de lo mismo. Un Estado genuflexo a los intereses de los ricos y poderosos, asistencialista y mediocre nunca permitirá que se den los cambios estructurales que podrían reducir la desigualdad, la explotación y la pobreza.

En un Estado en donde el concordato con el Vaticano, firmado arbitrariamente y sin consulta por el gobierno de Morales Bermúdez, sigue estando vigente no es extraño que los funcionarios que deberían velar porque nadie sea discriminado ni excluido discriminen y excluyan. Besos contra la Homofobia nos demostró a quiénes sirve la policía cuando de derechos humanos hablamos. Un Estado confesional, conservador y homofóbico nunca protegerá a todos sus ciudadanos, sino solo a aquellos considerados legítimos y pasibles de derechos.

Leer más

Las Zonas a Defender (ZAD) en Perú y Francia, luchas contra el sistema.

E-mail Imprimir PDF

Por: Milton Sánchez (*)

A través de: Celendín Libre

A inicios del mes de noviembre, Cajamarca fue el escenario de un singular suceso; policías franceses capacitaban a sus pares peruanos en técnicas de control de multitudes (represión de protestas sociales), para evitar más muertos en protestas sociales, decían los titulares de los diarios cajamarquinos y las notas de prensa del ministerio del interior. Una semana después, la policía francesa reprimía, como sus pares peruanos lo hacían con los Guardianes de las Lagunas en Cajamarca, a pobladores de Notre-Dame-des-Landes, que vienen protestando contra una empresa transnacional que tiene como aliado al Gobierno francés, bien podría denominarse la "Conga francesa".

Campesinos de la región de Notre-Dame-des-Landes, cerca de Nantes oeste de Francia, se oponen a la edificación de un aeropuerto sobre sus tierras, este propósito conllevará la destrucción de más de mil 600 hectáreas de humedales, bosques y terrenos agrícolas.

Desde hace 40 años, políticos y empresarios planean la construcción de este mega aeropuerto, el impulsor de este proyecto es el socialista Jean-Marc Ayrault, que fue alcalde de Nantes y ahora es el Primer Ministro de François Hollande. En el 2010 el proyecto ha sido adjudicado a la transnacional Vinci, la primera empresa del mundo en la construcción de grandes estructuras, quien además, ha denunciado a los habitantes de la zona.

Leer más

Las Lagunas y el megaproyecto minero Conga Primer aniversario de la lucha cajamarquina por el agua y la vida

E-mail Imprimir PDF
Mar Soler

Programa Democracia y Transformación Global

Fuente: Noticias SER www.noticiasser.pe

El pueblo cajamarquino quiso celebrar el aniversario de la resistencia pacífica en defensa del agua conmemorando el 24 de noviembre del 2011, el día que comenzó el primer paro indefinido en la región. Cinco días más tarde, el (des)encuentro de efectivos policiales y campesinxs celendinxs en la Laguna Azul, dejó 19 heridos debido a los impactos de balas de goma y perdigones. A pesar de la desgracia, de los impactos que han transformado la vida y las oportunidades de personas y familias enteras, a pesar de los recuerdos de dolor, Bambamarca, Celendín y Cajamarca estaban con ánimos de celebración, porque después de un año no se rinden, porque a pesar de ser conscientes que luchan contra un gigante, un año después no hay todavía ni una parte vencedora, ni una vencida.

El pasado viernes 23 de noviembre se hizo una vigilia en Celendín, se proyectaron algunos videos en las paredes de la iglesia, se compartió con el pueblo la experiencia de la visita de "lxs Guardianes de las Lagunas" a Lima (del 11 al 15 de noviembre), se convocó para subir a la Laguna Azul al día siguiente, la gente salió a comentar, a cantar, a recitar poemas, y a prender velas blancas. El profesor Ramón preguntaba a lxs presentes "¿Se va a hacer el diálogo?", "¡Ya no!", gritaba la gente. "No, porque hemos comprobado que no sirve, consideramos que el diálogo se ha terminado, lo que queremos es que el gobierno escuche que el proyecto Conga es inviable". Paralelamente, en Bambamarca se reunieron más de 20 mil personas de toda la provincia, confirmando una vez más que la inviabilidad del proyecto Conga no es capricho de unxs cuantxs, sino la voluntad de la mayoría de afectadxs directxs.

Leer más

Pág. 4 de 27